Tipos de donación

Regular. Consiste en la extracción de 450 ml de sangre en bolsas que contienen soluciones anticoagulantes que permiten su almacenamiento en condiciones adecuadas. De esta donación se pueden obtener una bolsa de concentrado de hematíes, otra de plasma y si fuera necesario una de plaquetas.

Frecuencia. En hombres, un máximo de 4 donaciones al año. En las mujeres, un máximo de 3 donaciones al año. El periodo mínimo entre donaciones debe ser de 2 meses.

Por aféresis. Es un tipo especial de donación en la cual, mediante procedimientos efectuados por máquinas, se extrae sangre, se separan sus componentes, se recogen los que se necesitan y el resto se restituye al donante. Es especialmente beneficioso para el paciente puesto que la cantidad del componente necesitado y extraído es mucho mayor que en una donación convencional y, además, se minimizan los riesgos. La capacidad de recuperación del donante no se ve afectada.

Frecuencia. Se puede repetir si es necesario cada 15 días. Es aconsejable dejar un intervalo de  30 días entre dos aféresis. Hay que dejar un intervalo de 60 días entre una donación normal y una aféresis.

Auto transfusión. Consiste en la extracción a un paciente de una o varias unidades de sangre, en las semanas anteriores a una intervención quirúrgica, programada para cubrir las necesidades de transfusión derivadas de ésta. De esta manera al paciente se le transfunde su propia sangre. Sólo se aplica a pacientes razonablemente sanos.